Los fraudes bancarios han aumentado el último año, a través de la modalidad de llamadas telefónicas o mensajes de texto. Es importante conocer cómo se dan estos delitos para poder reconocerlos, evitarlos o tomar las medidas del caso si somos víctimas de ellos. 

Fraudes bancarios y cómo evitarlos

La gran mayoría cuenta con teléfonos móviles a los cuales los delincuentes pueden llamarnos para hacerse pasar por nuestro banco y obtener nuestros datos. Para evitar la suplantación de identidad, es mejor que primero conozcamos los números y canales oficiales de comunicación de la entidad financiera con la que tenemos una cuenta y, segundo, que nunca proporcionemos información confidencial por llamada telefónica, mensaje de texto o correo electrónico. 

A continuación mencionamos los fraudes bancarios más comunes y cómo evitar ser víctima de ellos: 

Llamadas comunicando problemas con su cuenta bancaria

Una de las llamadas más comunes en las estafas bancarias es cuando un supuesto empleado del banco llama para decir que existe un problema con tu cuenta; por ejemplo, que está bloqueada, que la han vaciado, etc. La meta de este tipo de llamadas es que caigas en pánico y estés dispuesto a proporcionar tus datos para solucionar el problema. 

Solución: si tienes una llamada de este tipo, cuelga y comunícate al número oficial del banco para comprobar esta información. 

Mensajes de texto con enlaces

Otra forma como los delincuentes pueden intentar timarte es a través de mensajes de texto en los que se hacen pasar por tu banco para ofrecerte algún beneficio si das clic en un enlace. Si das clic, pueden pasar dos cosas, puede ser que se instale algún virus que robe la información de tu teléfono o te pueden solicitar que llenes información personal. En este segundo caso, solo debes evitar proporcionar los datos solicitados para evadir la estafa. 

Consejos para evitar ser víctima de fraudes bancarios

Para concluir, aquí te dejamos algunos consejos que te ayudarán a no caer ante las estrategias de fraude de los delincuentes: 

  • Nunca hagas clic en supuestos enlaces de tu banco enviados por mensaje de texto.
  • Instala una app que te ayude a detectar llamadas spam o de procedencia ilegal. 
  • Evita contestar llamadas de números desconocidos o raros.
  • Si cualquier mensaje o llamada te suscita dudas, comunícate a los números oficiales de la entidad financiera con la que tengas una cuenta.

 

Entrada anterior
¿Qué debo tomar en cuenta antes de solicitar un préstamo?
Entrada siguiente
¿Cómo gestionar mis deudas para que no afecten mi emprendimiento?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú