gastos hormiga

¿Te ha pasado que el dinero siempre parece escapar de tus bolsillos por más que programas tus gastos del mes? Lo más probable es que si esto sucede es porque no estás contando en tu presupuesto mensual tus gastos hormiga. 

¿Qué son los gastos hormiga? ¿Cómo puedo identificarlos?

que son los gastos hormiga

Los gastos hormiga son esos gastos que muchas veces dejamos pasar desapercibidos porque los consideramos tan minúsculos que no importan; sin embargo, si sumamos todos los gastos hormiga que tenemos en el mes, veremos el gran impacto que tienen. Por ejemplo, podemos considerar un gasto hormiga ese cafecito que compramos todas las tardes; sin embargo, si multiplicamos este cafecito (de S/.10 o más) por todos los días del mes que lo compramos, veremos que sí es un gasto que importa. 

A continuación te damos algunos tips para que identifiques y puedas evitar gastos hormiga:

Parece ser un gasto irrelevante

gasto irrelevante

Como sucede con el caso de la taza de café que compras todos los días. Pero este no es el único, por ejemplo, también puedes sumar ese periódico que compras a diario, cuando bien podrías leer la noticias desde tu teléfono móvil.

Son gastos repetitivos

gastos repetitivos

El problema de los gastos hormiga no es que se den una sola vez al mes; si esto fuera así realmente no tendrían un gran impacto en nuestra economía; sino que se den todos los días, e incluso más de una vez al día. Por ejemplo, si seguimos con el ejemplo del café, este se vuelve un gasto diario en el que incluso podríamos incidir tanto en las mañanas como en las tardes.

Son gastos evitables o sustituibles

gastos evitables

Es un gasto hormiga porque si te preguntas si es necesario o no y la respuesta es negativa. Y si a esto sumamos que en vez de comprar ese producto específico podemos optar  por una solución más económica, con mayo razón aún. 

En el caso del ejemplo, sería más económico invertir en insumos para preparar café en casa o en la oficina. Incluso comprar una cafetera sería más rentable a largo plazo que comprarlo todos los días en una cafetería.  

Para evitar ser víctima de tus gastos hormiga, te invitamos a que agregues cualquier gasto que tengas al mes, por más minúsculo que parezca a tu presupuesto personal. Así podrás notar que la suma de lo que este gasto “insignificante” te da al mes coincide con ese dinero que siempre crees que te falta. Esta práctica te ayudará a ser más consciente de tus gastos y a aprovechar mejor el dinero de tus ingresos. ¿Imaginas lo que podrías hacer si esos S/300 que gastas en café de la cafetería al mes los ahorraras? ¡Al año podrías tener 3600 soles para hacer lo que quieras! 

Entrada anterior
¿Cómo gestionar mis deudas para que no afecten mi emprendimiento?
Entrada siguiente
¿Cuándo es conveniente adquirir un préstamo en dólares o en soles?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú