Monto mínimo de una tarjeta de crédito

Muchas veces podemos caer en la tentación de pagar solo el monto mínimo que indica el recibo del mes de las tarjetas de crédito. Y es que, si lo comparamos con el pago total y no hemos programado bien nuestro presupuesto mensual puede parecernos la mejor opción, pero ¿es realmente así? 

Aquí te contamos si conviene o no pagar el monto mínimo de una tarjeta de crédito. 

¿Conviene o no pagar el monto mínimo de una tarjeta?

conviene pagar el monto mínimo de una tarjeta de crédito

La respuesta es NO. Y es que lo que sucede, cuando sólo hacemos el pago mínimo del mes, es que extendemos el tiempo para cancelar el total de la deuda. Estas son otras razones por las que no es conveniente pagar el monto mínimo: 

  • El pago mínimo solo cubre 1/36 del capital, además de los intereses, comisiones y otros cobros del banco. 
  • Si sumas los intereses pagados, luego de abonar el monto mínimo por varios meses, notarás que has terminado pagando más intereses que los que habías proyectado inicialmente. 
  • En caso sigas usando la tarjeta luego de pagar la cuota mínima del mes, este monto seguirá aumentando y, si sigues cancelando solo esta cantidad, desperdiciarás mucho dinero en intereses, a la larga. 

¿Qué hacer si no puedo pagar la deuda total del mes?

qué hacer si no puedo pagar la deuda total del mes

Si no puedes cancelar la cuota mensual que se indica en el estado de cuenta de tu tarjeta de crédito, lo ideal es pagar al menos un poco más de lo que indica el monto mínimo, aunque no llegue a completarse el total del mes. 

¿En qué casos optar por pagar el mínimo de las tarjetas? 

en que casos pagar el monto mínimo

Se debería optar por el pago mínimo solo cuando por motivos de fuerza mayor no se pueda pagar completa la cuota del mes, en otras palabras, solo se debería hacer en casos de emergencia. No obstante, no es recomendable que esta práctica se haga un hábito. Pagar el monto mínimo en esta situación evitará moras y que tengas que pagar comisiones en relación con el incumplimiento de pagos. 

Para evitar caer en el círculo vicioso del pago mínimo, te recomendamos ser consciente de tu capacidad de pago para así tomar mejores decisiones sobre el uso de tus tarjetas de crédito. Lo ideal es que el pago mensual del total de tus deudas no supere el 30% de tus ingresos. 

Si has caído en la costumbre de pagar siempre el monto mínimo del mes, podemos ayudarte. En AlDía te ofrecemos asesoría continua para que planifiques mejor tus consumos habituales, así como los de tus proyectos futuros. ¡Contáctanos para empezar a darle solución a tus deudas!

Entrada anterior
¿Cuál es la diferencia entre refinanciación y reprogramación?
Entrada siguiente
Conoce Pool, el servicio de negociación masiva de deudas que necesitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú