embargo por préstamo personal

Una de las grandes dudas que tienen las personas que adquieren un préstamo personal, es la posibilidad de que les embarguen la casa si no pagan la deuda, o en todo caso, si se retrasan en el pago de ellas. Pero ¿es posible un embargo por un préstamo personal o es solo un mito? Aquí hablaremos más al respecto y los tipos de préstamo que pueden implicar el embargo de tus bienes. 

¿Deudas que pueden llevar a que embarguen tu casa?

deudas que pueden llevar al embargo

No pagar tus deudas a tiempo puede ocasionarte serios problemas, en especial cuando se ha llegado al punto de que tu acreedor te entable una demanda judicial por deuda en Perú. Pese a lo anterior, no todas las deudas pueden llevar a que embarguen tus bienes. Esto va a depender del tipo de préstamo o crédito que hayas pedido y de las condiciones del contrato que firmaste. 

En ese sentido, las deudas que pueden llevar a embargos son, generalmente, las de los créditos hipotecarios, la de los créditos vehiculares y aquellas que así lo estipulen en el contrato. Líneas abajo abordaremos más este tema. 

Embargo: ¿préstamo personal sin pagar puede ocasionarlo?

embargo por préstamo personal

Como te hemos mencionado antes, un préstamo personal, generalmente, no implica el embargo de los bienes, salvo el contrato del préstamo lo estipule en caso de impagos. Usualmente son los préstamos personales de grandes sumas de dinero los que pueden acarrear embargos si no se pagan las cuotas mensuales. 

Pese a lo anterior, para que la entidad financiera embargue los bienes que dejaste en garantía, debe haberse emitido una sentencia definitiva. Antes de esto, buscarán conciliar para obtener el dinero que les debes. 

Ten en cuenta que no todas las deudas se judicializan, aquellas por montos más bajos de lo que acarrearía costear todo el proceso judicial no pasan por este. Esto no significa que tu historial crediticio no se vea afectado negativamente. 

¿Qué problemas puedo pasar por no pagar la deuda de mis préstamos personales?

préstamos personales

No hay cárcel, en Perú, por no pagar tus deudas. Y en algunos casos si no aplica el embargo, sí hay otra serie de consecuencias que te afectarán, por ejemplo: 

  • Corres el riesgo de no conseguir trabajo ya que algunos procesos de selección tienen en cuenta el historial crediticio de sus postulantes. 
  • No podrás acceder a nuevos préstamos o créditos. 

Infocorp, qué es y cómo cambiar mi calificación en esta central de riesgos

Las deudas castigadas son reportadas en centrales de riesgo como Infocorp. Y estar en la lista negra de esta y de entidades reguladoras como la SBS no es bueno para tu perfil crediticio. En el caso de Infocorp la deuda se borrará del registro luego de 5 años, pero no dejará de aparecer ante los bancos para indicarles que no eres un buen candidato para préstamos o créditos. 

Si tienes problemas para pagar una deuda, en alDía podemos ayudarte gracias a los diferentes programas que tenemos para ti. Por ejemplo, si tienes el monto total de la deuda que debes, contamos con el programa Pool con el que puedes liquidar tu deuda, en una sola cuota; por otro lado, si aún no te has retrasado en tu pago y quieres liquidar tu deuda en menos de diez meses, contamos con el programa Mi Junta. 

En ambos, gracias a la negociación masiva de deudas podemos obtener más beneficios y descuentos para el pago del monto que debes. Y si ya cancelaste tu deuda, pero todavía no ha mejorado tu historial crediticio, te proponemos el programa REINSERTA en el que te ayudaremos a crear una calificación crediticia favorable en poco tiempo. ¡Contáctanos para más información! 

Entrada anterior
¿Cómo saber si califico para un préstamo bancario en Perú?
Entrada siguiente
¿Qué medidas se pueden tomar para evitar sobreendeudarse?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú