Libertad financiera: Todo lo que debes conocer

¿Has oído el término “libertad financiera”? Para muchas personas puede parecer un mito, pero no es una meta inalcanzable, de hecho, puedes llegar a ella si te lo propones firmemente y trazas un plan de vida para conseguirla. Aquí te contamos qué es la libertad financiera y cómo puedes alcanzarla. 

¿Qué es la libertad financiera?

qué es la libertad financiera

¿Te imaginas vivir sin preocuparte por el dinero? Incluso, que puedas seguir generando ingresos sin ser esclavo de tu trabajo. Esto es la libertad financiera y no hay una fórmula mágica para conseguirla, no es cuestión de suerte o de ser heredero de una fortuna, se logra por tu propio esfuerzo. 

Una persona que goza de libertad financiera tiene egresos menores que sus ingresos por lo que tiene la libertad de disponer de este excedente para disfrutar de la vida y su propia liquidez. En general este tipo de persona han creado un sistema de trabajo que les permite seguir generando ingresos sin necesidad de ir a la oficina 8 horas al día (o hasta más), es lo que comúnmente se llama “ingresos pasivos”, un tipo de ingresos para el cual solo inviertes dinero o tiempo una sola vez y luego empiezas a tener ingresos periódicos. 

¿Cómo conseguir la libertad financiera?

cómo conseguir la libertad financiera

Como te hemos dicho inicialmente, no hay fórmula mágica para lograr la libertad financiera. Esta va a depender exclusivamente de ti, de tu dedicación y compromiso. Aquí te contamos cómo puedes lograrla.

1. Decide ahora 

¿Quieres vivir toda tu vida siendo el empleado de alguien o quieres disfrutar de tu propio horario y de los ingresos que tú mismo seas capaz de generar? Es importante que decidas ahora cómo quieres que sea tu futuro financiero para que puedas construir un plan para conseguirlo. 

2. No confundas libertad financiera con despilfarro

Si lo haces tu libertad financiera te durará poco. La libertad financiera se asocia a ser capaz de solventar tus gastos básicos mensuales, según tu estilo de vida actual. Si quieres gastar en lujos que no acostumbras, entonces debes buscar la plenitud financiera, por lo que necesitarás trabajar un poco más para tener más ingresos pasivos. 

3. Gasta menos de lo que ganas

Recuerda que esta es la base de la libertad financiera. No podrás llegar a ella si todavía tienes deudas que no puedes pagar, un mal historial crediticio, etc. De hecho, para tener libertad financiera deberías tener en cuenta que: 

  • El pago de tus deudas mensuales no supere el 30% de tus ingresos.
  • Siempre tengas dinero disponible para el ahorro (al menos el 10%). 

4. Aprovecha en invertir

Los ingresos pasivos son los grandes aliados de la libertad financiera ¿cuáles son los tuyos? ¿Tienes una empresa que con el tiempo pueda moverse sola? ¿Quizá inviertes en la bolsa o en fondos mutuos rentables? Las personas que buscan ser dueñas de su economía siempre están al tanto de en qué pueden invertir para tener un retorno de inversión importante al corto, mediano o largo plazo. 

5. Diversifica tus ingresos pasivos

No tengas una sola forma de ingresos pasivos. Prueba diferentes tipos de inversión, por ejemplo, pon un poco de dinero en una cuenta de ahorro a plazo fijo que genere intereses con los años; otro poco de dinero en fondos mutuos, otro en la compra de un terreno o propiedad cuyo precio tienda a alza con los años, etc. 

¿Qué te ha parecido esta información? ¿También quieres alcanzar tu libertad financiera? ¡Parte por liquidar tus deudas y empieza a utilizar ese dinero en inversiones! Si necesitas ayuda para organizarte y concluir el pago de tus responsabilidades financieras, ¡contáctanos! En alDía tenemos el plan que necesitas. 

 

Entrada anterior
¿Cómo crear un nuevo historial crediticio rápido?
Entrada siguiente
Descubre cómo va tu salud financiera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú