tarjeta de crédito

Uno de los problemas más comunes al usar la tarjeta de crédito es pensar que puedes sacar efectivo como si fuera una tarjeta de débito. Esto es un gran error, ya que existe una diferencia sustancial entre ambos productos: con la tarjeta de débito utilizas tus propios fondos (cuenta de ahorros), mientras que con la tarjeta de crédito obtienes dinero prestado, que debes devolver con altos intereses. Entonces, ¿estás por retirar efectivo con la tarjeta de crédito?, aquí te damos unas razones para que lo pienses más de una vez.

¿Por qué no retirar efectivo con tarjeta de crédito?

  • En primer lugar, disponer de efectivo en la práctica es “comprar el efectivo”. El dinero que vas a usar te va a costar más al devolverlo, debido a los intereses y las tasas.
  • Los intereses por sacar efectivo de tu tarjeta de crédito son muy altos. ¿Qué tan altos? Incluso pueden duplicar los intereses por compras.
    Mientras más largo sea el plazo en que devuelvas ese efectivo, más altos serán los intereses.
  • ¿Por devolver el dinero del que dispongo a largo plazo? Porque los intereses de la mayoría de bancos se cobran diariamente.
  • Algunas tarjetas de crédito incluso cobran una tasa o comisión por sacar el efectivo, lo que se suma a los intereses que debes pagar.

¿En qué caso debo retirar efectivo con tarjeta de crédito?

¿Es siempre una mala idea disponer de efectivo con la tarjeta de crédito? En general sí, pero a veces es la única alternativa que tienes para salir de una emergencia (por ejemplo: quedarte sin dinero para la compra de víveres en un local que solo acepta efectivo).

En estos casos, lo que debes hacer es estar seguro de que puedes devolver el dinero lo antes posible, si fuera el caso al día siguiente. No olvides que las comisiones, cargos, tasas y otros conceptos que están asociados a la disposición de efectivo deben aparecer en las páginas web de los bancos, cajas y financieras. Antes de pensar en disponer de efectivo, mira los tarifarios y decide si los costos te disuaden o continúas adelante.

Si ya tienes una tarjeta, podrás verificar la tasa de interés pactada (TEA) en el estado de cuenta. Aparecen dos posibilidades:

  • La tasa de interés efectiva anual (TEA) para compras o consumos; y
  • La tasa de interés efectiva anual (TEA) para disponibilidad de dinero.

Notarás la diferencia entre las dos.

¿Da lo mismo sacar efectivo con cualquier tarjeta? Mira estas diferencias.

Entrada anterior
¿Cuáles son los riesgos de acudir a prestamistas informales?
Entrada siguiente
6 consejos para tener un buen historial crediticio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú