Qué significa tener una mala calificación en una central de riesgo

¿Has oído de las centrales de riesgo? Se trata de entidades que llevan un registro de nuestras actividades bancarias, como préstamos o créditos. Así, estas informan a los bancos, cajas o similares qué tan buenos pagadores somos, para que estas nos aprueben o rechacen las solicitudes de préstamos que hagamos.

En esta oportunidad, alDía te cuenta qué significa tener una mala calificación en una central de riesgo. Descubre también las consecuencias de ser un mal pagador.

¿Qué es tener una mala calificación en una central de riesgo?

Una persona tiene una mala calificación en una central de riesgo cuando deja de pagar sus deudas o no ha hecho los pagos en el plazo pactado. En las centrales de riesgo no solo se registran impagos ante bancos u otras entidades financieras, sino también incumplimiento de pagos de servicios, como el del teléfono, internet, entre otros.

El problema de estar registrado negativamente en una central de riesgo es que limita mucho tus actividades financieras; en el siguiente apartado te hablaremos de las consecuencias que trae consigo.

Tres consecuencias de tener una mala calificación en centrales de riesgo

Las deudas no se olvidan, marcan tu historial crediticio hasta que tomes medidas para solucionarlas, así que toma nota de estas consecuencias que pueden afectar tus planes futuros:

1. Será más difícil que accedas a préstamos o créditos futuros

Cuando una persona está registrada en una central de riesgo, con una mala calificación, tendrá menos posibilidades de acceder a servicios financieros con entidades formales. Esto se debe a que ya hay antecedentes de un mal comportamiento de pago, por lo que los bancos, cajas, entre otros, no confiarán en que pagues la deuda que saques con ellos. En otras palabras, prácticamente estarás bloqueado a la solicitud de nuevos créditos o préstamos.

2. Te cobrarán mayores intereses si aceptan darte un préstamo

Si alguna entidad financiera te aprueba un préstamo es probable que la tasa de interés que pagues por él sea más alta. Por ejemplo, más del 100%, esta es una especie de penalización que deberás pasar por estar reportado y que no se detendrá a menos que soluciones la deuda anterior pendiente y luego pases por un periodo de prueba con los bancos.

3. Algunos trabajos no aceptan a personas que estén en centrales de riesgo

Estar registrado en centrales de riesgo también puede traer consecuencias en el aspecto laboral. Por ejemplo, hay empresas que evalúan el historial crediticio de sus candidatos, por lo que un reporte ante centrales como Infocorp podría costarte ser aceptado en un buen puesto laboral.

Finalmente, alDía te recuerda que desde el momento en que solicitas un préstamo o una tarjeta de crédito, ingresas a las centrales de riesgo. Así que el problema no es estar registrado en una, sino tener una mala calificación. De esa forma, si dentro de una central de riesgo tienes calificación “o” no hay problema porque significa que eres un cliente que paga de manera puntual o que como máximo tienes un retraso de pago de 8 días.

cta educacion financiera

Entrada anterior
¿Qué es la tasa de interés? Aquí todo lo que debes saber
Entrada siguiente
Coronavirus en Perú: Cómo afectará la economía familiar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú